TUBO TRAQUEAL en “T” Pediátrico angular

Código: TMPA

Descripción:

El tubo traqueal pediátrico posee una rama externa en ángulo de 70° y anillo de fijación.

Su aplicación sigue los procedimientos descritos para todos los modelos “T”.

  • Estenosis traqueal
  • Estenosis laríngea
  • Injuria laringotraqueal
  • Resección traqueal segmentaria
  • Soporte en reconstrucción traqueal

Figura 1
Figura 2
Figura 3
Figura 4
Figura 5

Inserción:

El procedimiento se efectúa, por lo común, en el mismo quirófano y durante la anestesia general que se dispuso para la reparación traqueal, pero también puede ser efectuado bajo anestesia local.

Se requerirán dos pinzas curvas y sistema de aspiración. La rama inferior del tubo “T” debe ser plegada en su extremo (fig.1), para facilitar su introducción a través del ostoma traqueal.

La pinza curva mantendrá el tubo en posición plegada (fig. 2).

Luego se introducirá el conjunto en la tráquea a través del orificio de traqueostomía (fig. 3).

La segunda pinza asegurará el tubo “T” por su rama externa, evitando así un desplazamiento indeseado (fig. 4).

Movilizar el tubo en “T” hasta que la rama superior de éste ingrese a la tráquea y se aloje en su interior, ocupando la porción traqueal contigua a las cuerdas vocales (Fig. 5).

Finalmente, debe aplicarse el anillo con la tapa en la rama externa del tubo en “T”.

Para ello, se puede enhebrar el anillo en la pinza, asir con ésta la rama externa del tubo en “T” y deslizar el anillo hasta que se halle próximo a la piel del cuello, interponiendo una gasa entre la piel y el anillo.

Ocluya la rama externa con la tapa provista.

Metodo de la cinta:

Un recurso muy ingenioso y útil consiste en utilizar una cinta de unos 80 cm de longitud, que puede improvisarse con una venda angosta.

Debe introducirse por el extremo de la rama externa del tubo “T”, y guiarla en su interior de modo que salga por la rama traqueal superior del tubo. Luego se debe tomar este extremo de la venda y con la ayuda de una pinza, introducirla a través del traqueostoma hasta que alcance el interior de la tráquea. Una segunda pinza larga se introduce dentro del broncoscopio hasta alcanzar y tomar el extremo de la cinta que se había abandonado en el interior de la tráquea y, traccionando de ella, la cinta recorrerá entonces el interior del broncoscopio o traqueoscopio hasta aparecer por su extremo proximal.

Así tenemos ahora una cinta delgada que entra por la rama externa del tubo en “T” y sale por nuestro broncoscopio.

Como siempre sucede, la rama inferior del tubo en “T” siempre se aloja con facilidad en la tráquea distal, pero la rama superior puede quedar plegada, o hallar dificultad en ascender por la tráquea en dirección a la glotis.

Al tensar ahora la cinta que hemos colocado, tomándola por sus extremos, las ramas del tubo en “T” se alinearán fácilmente siguiendo sin alternativa la dirección que la cinta ocupa, acomodando el tubo en forma segura.

Adicionalmente, el método de la cinta impide cualquier desplazamiento accidental del tubo en “T” durante la maniobra de implante.

Remoción:

El tubo traqueal en “T” puede extraerse fácilmente tomándolo por su rama externa y traccionando. Esta tracción provoca el pliegue de sus ramas internas que se reunirán, abandonando así la tráquea por el ostoma, siguiendo la dirección de la fuerza que lo jala desde el exterior. La remoción puede efectuarse por haberse completado el tiempo de tratamiento o bien para efectuar un recambio del tubo en“T”.

La extracción más delicada puede también llevarse a cabo utilizando un laringoscopio recto o un traqueoscopio que, introducido en la vía aérea permita visualizar el extremo del tubo en “T”. Tomar el tubo en “T” a través del traqueoscopio, mientras un ayudante secciona con una tijera la rama externa del tubo en el punto más cercano a la tráquea. A continuación, se extraerá el tubo en “T” con la pinza a través del canal del traqueoscopio.

Otras formas de inserción y remoción son posibles dependiendo de la experiencia y preferencias del operador.

Anestesia a través del tubo en “T”:

La anestesia a través del Tubo Traqueal en “T” es posible.

Debe ocluirse la rama superior para evitar la pérdida de gases anestésicos.

Ello puede lograrse inflando el balón de un catéter que, introducido por vía nasal, debe cruzar las cuerdas vocales y alojarse dentro de la rama superior del Stening “T”.

Dado que el Tubo traqueal en “T” carece de balón inflable la ventilación a presión positiva puede causar una variable pérdida del volumen aéreo administrado, y dependerá del mayor o menor espacio existente entre la pared del tubo y la tráquea.

  • Efectuar lavados y aspiración con frecuencia.
  • Higienizar la piel alrededor del tubo varias veces al día.
  • Mantener la rama externa ocluida para permitir la inhalación de aire húmedo y tibio por la vía aérea superior y reducir el volumen de secreciones.
  • Las instrucciones pueden variar en cada caso y deben ser proporcionadas y ajustadas por el médico tratante al paciente y a su familia.
  • Mantenga la rama externa ocluida en forma permanente, con la tapa provista.
  • Ante la aparición de estridor, respiración dificultosa o cualquier otra anomalía, retire la tapa externa y consulte al especialista de inmediato.
  • El dispositivo no debe ser reutilizado porque esto podría causar contaminación cruzada.

Deja un comentario